martes , mayo 28 2024
Home / Actualidad / DECENAS DE FIELES PARTICIPARON DE LA FESTIVIDAD DE SAN ROQUE CON UNA MISA Y PROCESIÓN LA CAPILLA DE CALLE LAS HERAS

DECENAS DE FIELES PARTICIPARON DE LA FESTIVIDAD DE SAN ROQUE CON UNA MISA Y PROCESIÓN LA CAPILLA DE CALLE LAS HERAS

Exif_JPEG_420
Exif_JPEG_420
Exif_JPEG_420
Exif_JPEG_420

En el día de hoy (16 de agosto), tuvo lugar la Misa y posterior Procesión, en la capilla de la calle Las Heras, a media cuadra de la Plaza Tucumán. Decenas de fieles concurrieron a participar con gran fervor para rendir culto al “Patrono de los enfermos”.

En 1478, Roque, quien vivía en Francia, quedó huérfano a los veinte años; entonces decidió vender todas sus posesiones, repartir el dinero entre los pobres y hacer una peregrinación a Roma con la intención de visitar los santuarios. En esa época se desató una epidemia de peste que provocó gran mortandad en toda Europa.

Roque recorrió Italia y se dedicó a curar y atender a todos los enfermos de la peste. La tradición popular decía que curaba a muchos enfermos milagrosamente con sólo hacer sobre ellos la señal de la cruz. A los que morían, él mismo les hacía la sepultura, pues nadie más se atrevía a acercarse a los cuerpos por temor a contagiarse, pese a que él mismo terminó contrayendo una enfermedad y su cuerpo se cubrió se llagas y manchas. La historia dice que durante sus últimos días, su único compañero era un perro que sacaba un pan de la cocina de su dueño para dárselo al Santo, y así pudo recuperarse. Fue canonizado en 1584.

El Cura Párroco, Luis Mena, presidió el oficio religioso junto con el Padre Gustavo Scapino. Este último,  tras la lectura del Evangelio según San Mateo, manifestó en su Homilía: “La paz es amar. Cuántas veces en nuestra vida nos vamos dando cuenta de que le vamos mezquinamos tanto, y nos encontramos con el hermano, a veces de sangre y se nos endurece el corazón; puede suceder también con los hermanos que encontramos a diario o que nos cruzamos en un negocio, con nuestros vecinos, y no le damos lugar al amor. Ustedes recordarán, si tienen igual o más edad que yo, cuando éramos chicos, veíamos El Chavo, y algo que siempre se repetía era que iban a pedir algo, como una taza de azúcar, o de café. ¿Y eso nos pasa hoy como vecinos? Tiene que ver además con lo que nos trajo esta gran peste, esta pandemia. Sentíamos temor de nos enfermaran, de que nos trajeran algo malo, y como estos ejemplos, hay varios. Pensamos: “A ver si se quiere quedar con algo mío”, y es así como empezamos a mezquinar, cada vez más. Y no somos capaces de descubrir a aquellos que más necesitan. Aquel que necesita algo de comer, de nuestro tiempo para ser escuchado, y actuamos como chicos pensado que tendría que ser otro el primero en empezar, y eso no tiene que estar en nuestro corazón. Nosotros tenemos que dar el primer paso. Si fuese por eso, San Roque hubiese seguido de largo, y no hubiera cumplido con su deseo de peregrinar hasta Roma. Por eso debemos decir que hoy es el día en que tenemos que dar el primer paso, y que por la intercesión de San Roque podamos hacerlo, a escuchar a nuestros hermanos, a compartir mi pan con mi prójimo, y a dar ánimo a mis hermanos que están tristes y solos, a visitar a los enfermos. Y sobre todo, a compartir mi tiempo».

Posteriormente, se realizó la procesión de los fieles que al término del recorrido compartieron el tradicional mate cocido con pan.

Vea también

BALANCE POSITIVO DE LA 2° FIESTA DE LA EMPANADA LOBENSE EN LA PLAZA 1810, CON UN GRAN MARCO DE PÚBLICO (VER FOTOS)

El sábado 25, luego del acto protocolar para conmemorar la Revolución de Mayo, dio inicio …