jueves , mayo 30 2024
Home / Actualidad / LA HISTORIA DE MARTÍN GIGLIO: EL LOBENSE DE LAS MIL VOCES QUE CONQUISTÓ AL PÚBLICO CON SUS IMITACIONES Y SU TALENTO

LA HISTORIA DE MARTÍN GIGLIO: EL LOBENSE DE LAS MIL VOCES QUE CONQUISTÓ AL PÚBLICO CON SUS IMITACIONES Y SU TALENTO

Martín Giglio, es uno de los artistas locales más requeridos para animar cualquier fiesta o evento y generar reacciones positivas del público. Se caracteriza por su talento para replicar no sólo la manera de cantar de artistas que el público ya conoce, sino que además consigue imitar el look y los modismos y algunos rasgos característicos que fueron propios de ellos cuando se subían a los grandes escenarios. En una entrevista con el periodista Patricio Contrera para LOBOS 24 y la señal de cable Lobos Digital para el programa «Café Doble», que saldrá al aire hoy al término del noticiero, nos contó parte de su historia, repleta de anécdotas, coincidencias y curiosidades.

Giglio recuerda que comenzó a recrear el canto de Cacho en El Club Café, que estaba en Salgado y Castelli, pero que en un principio era en su mayoría karaoke. Uno de los dueños del lugar, le aconsejó poner su propia voz cantando sobre pista y le aseguró que sería un éxito. Así fue como aceptó la sugerencia y poco a poco, las invitaciones para animar fiestas o espectáculos se fueron multiplicando. Otra imitación que le otorgó gran difusión fue la de María Marta Serra Lima, en 2018, cuando participó del programa de Guido Kaczka por Canal 13.

“Hace muchos años que no he cortado el laburo ningún fin de semana, gracias a Dios tengo mucho trabajo y demanda. Pero llega un punto en que tenés de parar, por eso me tomo vacaciones dos veces al año, lo más frecuenta es que en invierno vaya a las sierras, y en el verano a la playa, aunque no siempre es así», agregó.

«Pero hablando de metas, es el resultado de insistir y tratar de perseverar. Hasta ahora te puedo decir que he tenido un año excelente, al igual que los anteriores. Además he conseguido algunos logros y satisfacciones televisivos, y también en el plano personal, como poder tener un vehículo para salir de gira cuando hay que cubrir una distancia importante. Quizás para alguien les parecerán pequeños, pero sin lugar a duda han sido logros al fin. Siempre me he volcado en primer lugar a imitar a los artistas que admiro, y el número uno es Cacho Castaña, me encanta hacer shows tributo sobre él. A José Vélez también tuve la oportunidad de hacerlo en Canal 13, pero en este momento estoy más abocado al canto. Los espectáculos más recientes no están basados solamente en imitaciones, pero en el caso de Cacho te digo que lo más sorprendente es que pese al tiempo que le he dedicado a lo largo de los años, siempre que veo algún recital suyo encuentro algo nuevo para incorporarlo. Y si se trata de una persona que admirás, siempre le vas encontrando alguna cosita que él acostumbraba repetir. Mi mamá me decía cuántas veces iba a escuchar una determinada canción de él, pero es la única manera de obtener el mejor parecido posible”, destacó el entrevistado.

“Todo lo que es el vestuario implica una inversión, porque al actuar todos los fines de semana, tenés que renovar zapatos, camisas, sacos, y la verdad que estar en un programa de una canal grande te impresiona, por la cantidad de personal, por el tamaño del estudio, por la llegada que tiene al público… Estar frente a una cámara te genera esa adrenalina y esos nervios que es una experiencia distinta a actuar en vivo, porque en la tele no sabés quién te está viendo. En cuanto al repertorio que hago, por lo general es melódico, pero depende la gente que te va a escuchar. Son temas clásicos de los ’60 o ’70. Como en su mayoría me toca actuar en fiestas privadas, parrillas, bares, la edad de la gente que concurre es un factor que debés tener en cuenta. Y lo que estoy implementando ahora es que cuando está por terminar el show, si es en un lugar donde hay una pista para bailar, canto dos baladas o temas lentos, como era antes en la época de los boliches».

«Es este momento estoy buscando ampliar las actuaciones hacia artistas populares de otras décadas, como es el caso de Vicentico, Víctor Heredia, hace unos días volví a hacer a Armando Manzanero después de mucho tiempo… Cuando el show está pensando para animar un evento y eso se va logrando, empiezo con las imitaciones, a veces alguna parodia, yendo para el lado del personaje más que del artista. Luego de la experiencia que tuve con el Trío Salpicón, que seguramente en algún momento nos volveremos a reunir, incorporé muchos covers de rock nacional, y como te decía antes siempre está pendiente el reencuentro. Actualmente lo estoy acompañando a Gastón Videla que se lanzó como solista. Y como cada uno de nosotros está con sus propios compromisos, se hace difícil, pero nos vamos a volver a juntar. Lo haríamos para darnos un gusto y también para la gente que nos sigue desde el comienzo, estamos hablando de un grupo que ya tiene 23 años», sostuvo en otro tramo de la conversación.

«En las redes sociales trato de ir promocionando lo que hago, es una forma de estar vigente, porque además tienen una gran masividad. Entonces voy publicando los próximos eventos donde voy a estar, o algunas algunas actuaciones en You Tube. Siempre lo que intento hacer es ponerle un poco de humor por los detalles graciosos que pueda tener un determinado artista, pero sin dejar de respetar a esa figura que estoy imitando. Me he puesto una bata cuando canto temas de Sandro, o una chalina y una peluca cuando hago a Sergio Denis… tuve el placer de conocerlo personalmente cuando actué en Arena Center, el club de Daniel Paskvan, y fue uno de los momentos que más recuerdo, junto con haber conocido a Antonio Ríos», prosiguió su relato Martín.

«Cuando surgió toda la movida para participar del programa de Guido fue diferente, ya con la ropa más preparada, porque tenía más tiempo. Me invitó Memo Senas, un humorista de Cañuelas, yo casualmente el día anterior estaba pensando “qué bueno sería estar ahí”, y al día siguiente recibí un mensaje de él. Yo quería hacer una imitación de Cacho, pero me pidieron que hiciera de María Marta, entre otros tantos, y bueno, así salió. Desde la producción del canal buscaban variedad, y por eso se dio de esa manera», nos comenta acerca de ese momento que lo transportó a la señal de TV de mayor audiencia del país.

«Una vez me contrataron para actuar en Río Grande (Tierra del Fuego) y la agasajada de la fiesta, que cumplía 40, era muy fanática del rock nacional. Bueno, entonces armé un mix recorriendo varias bandas, y la verdad que por suerte pegó y gustó mucho. Nunca pensé que iba a cantar allá, y el contacto vino por una mujer de Río Grande que me vio en un restorán de Lobos, y que estaba de pasada porque había ido a visitar a otra de sus hijas a La Plata. Bueno, así surgió todo, y terminé viajando cinco veces al Sur. Fui para este cumpleaños, para el aniversario, de un club, para la despedida de un sacerdote que la gente de allá realmente lo apreciaba mucho, y para una fiesta privada. Hice temporadas en la Costa Atlántica también… siempre trato de buscarle la vuelta. Como una vez que me pidieron que hiciera temas de Armando Manzanero, honestamente no me los sabía, pero me los preparé y aprendí para un programa. Así se van dando las cosas», concluyó el multifacético lobense, que no para ni un minuto y que sabe, además, que vendrán muchas otras oportunidades para que este singular oficio que ya lleva 18 años lo conduzca hacia donde él se lo proponga.

Vea también

EXCLUSIVO: EL RECLAMO POR LAS VIVIENDAS DEL B° AMARILLO YA TIENE NÚMERO DE EXPEDIENTE Y SIGUE SU CURSO EN LA PROVINCIA

La vecina Marta Galvez hizo llegar a la Redacción de LOBOS 24 la documentación que …