miércoles , mayo 29 2024
Home / Actualidad / BARBIJO, ¿SÍ O NO?: TE CONTAMOS LO QUE PASA EN LOBOS Y POR QUÉ TODAVÍA ES MEJOR TENER UNO A MANO

BARBIJO, ¿SÍ O NO?: TE CONTAMOS LO QUE PASA EN LOBOS Y POR QUÉ TODAVÍA ES MEJOR TENER UNO A MANO

Si bien el pasado jueves el Ministro de Salud de la Provincia, Nicolás Kreplak, anunció que a partir de dicha fecha el uso de barbijo pasaba a ser optativo, en los comercios y establecimientos educativos de Lobos no hay uniformidad de criterios. Los propietarios de los negocios pueden seguir exigiéndolo si es que lo consideran necesario, y en el caso de un colegio privado, una fuente nos comentó que no han recibido hasta ahora una notificación oficial para que los alumnos puedan volver a las aulas con el rostro descubierto. «Claro que, si un chico, por el motivo que sea, ese día no lo trajo o se lo olvidó, tampoco podemos impedirle el ingreso», se sinceró nuestro informante que ocupa un cargo directivo. Pese a todo, las palabras, o los tuits, del Ministro, dicen, textualmente: «Continuamos recomendando la utilización del tapabocas, pero desde el jueves 7 será optativo su uso en espacios laborales, recreativos y educativos. En el transporte público seguirá siendo obligatorio». 

En lo que respecta a la administración pública (Municipio y otras dependencias del Estado), los vecinos de modo mayoritario han decidido mantener el tapabocas durante el tiempo que deban realizar cualquier trámite. Lo que muchos sostienen, no sin cierta dosis de razón, es que el anuncio de este impacto en la vida de la población, realizado de una forma desprolija, a las apuradas y por las redes sociales fue el que provocó tamaño desconcierto. Ante la decisión de algunos municipios cómo de La Costa o La Plata, que decretaron «dar de baja» el tapabocas, el funcionario de Kicillof quiso evitar que se «cortaran solos» y marcó la cancha al dar la palabra oficial por el cargo que ostenta («por cómo intentó manejar todo cuando se le iba de las manos, entraría en la categoría de los funcionarios que no funcionan», nos dijo con ironía la autoridad de un centro de salud).

Si hablamos de las farmacias lobenses, las situación continúa siendo dispar. La mayor parte de ellas aún lo pide para sus clientes, y una profesional consultada por LOBOS 24 nos manifestó algo parecido al testimonio anterior: «Escuchamos el anuncio del Ministro como lo hizo el resto de la población, pero estamos esperando una notificación del Gobierno, porque esto implica además una modificación en los protocolos que habíamos adoptado desde hace casi dos años». El Colegio de Farmacéuticos de Lobos tampoco se expidió, hasta ahora, con un comunicado que esclarezca la situación. Casi todos los negocios de ese rubro tienen colocada, asimismo, una mampara transparente de vidrio o acrílico que impide el contacto directo entre quien va a adquirir un medicamento y el personal que atiende al público, según sea el caso.

Locales gastronómicos no piden barbijo en Lobos, algunos sólo hasta que el cliente se sienta a su mesa y hace su pedido. Sería totalmente ilógico, por no decir absurdo, que esa persona pretendiera tomar un café o comer una pizza con barbijo, inclusive colocárselo después de la consumisión. Cada vez que se retira un grupo de comensales, las mesas suelen ser limpiadas con alcohol, eso sí lo podemos afirmar porque lo hemos visto.

Durante este fin de semana, se notó una escena muy común que sembró la notoria confusión al ver a clientes que pretendían entrar a un comercio sin el tapabocas, y al intentar hacerlo, la propietaria o empleada del mismo les hacía saber con un gesto con la mano que era un requisito llevarlo puesto. Algo parecido a lo que se conoce como «Derecho de admisión» que establece cada local. Una cadena de supermercados de la calle Albertini continúa sin modificaciones en cuanto al ingreso del tapabocas, pero en otro establecimiento similar, como Minimercado Chalita, ya no es exigible. En los súper «chinos», por lo general, tampoco no se han modificado en nada las medidas dispuestas desde el punto más álgido de la pandemia, incluyendo el uso de una solución de alcohol sanitizante para rociarse las manos. Lo que casi no se ve, es que les tomen la temperatura a los clientes. En resumen, y mientras no haya mayores precisiones, el barbijo es optativo para cualquier consumidor bonaerense, pero también es optativa la decisión de aceptarlo o no para quienes poseen locales comerciales de cualquier índole.

Un consejo: Si Usted está leyendo esta nota que (finalmente) logramos publicar tras una recorrida por varios rubros comerciales y educativos, lleve el tapabocas en el bolsillo o consérvelo en la guantera del auto. De esta forma, se ahorrará un trámite molesto, y una posible discusión que a veces no termina de la mejor manera.

Vea también

«EL NAPO DE LOBOS» BRINDÓ UNA IMPECABLE VELADA LÍRICA EN LA BIBLIOTECA CAPPONI, CON MÚSICOS INVITADOS

En la noche del 25, adhiriendo a los festejos por la Revolución de Mayo, la …