miércoles , mayo 29 2024
Home / Actualidad / POR LAS RESTRICCIONES A LA IMPORTACIÓN, CADA VEZ HAY MÁS AUTOS «TIRADOS» EN LOS TALLERES, REPUESTOS CON SUBAS DEL 70% Y CAMIONES QUE NO CIRCULAN

POR LAS RESTRICCIONES A LA IMPORTACIÓN, CADA VEZ HAY MÁS AUTOS «TIRADOS» EN LOS TALLERES, REPUESTOS CON SUBAS DEL 70% Y CAMIONES QUE NO CIRCULAN

-Las trabas impuestas por el Gobierno pegan de lleno en comercios y autopartistas. Crece la especulación y hay incertidumbre en el transporte de carga-

La decisión del Gobierno de mantener «pisada» la salida de dólares aceleró el desabastecimiento en distintos nichos de la economía local y sus distintas aristas. En ese tren, el ámbito de los repuestos para el automotor y el transporte de carga, y la comercialización de accesorios y neumáticos, lideran con comodidad los indicadores de faltantes.

En este inicio de noviembre, las cámaras que agrupan a los empresarios de las autopartes volvieron a elevar la voz exigiendo el fin de las restricciones. En la vereda de enfrente, y a escasos días de las elecciones, el Gobierno mantiene el «cepo» sin cambios y todo indica que el escenario continuará así al menos hasta diciembre.

En simultáneo a lo que ocurre en las casas de repuestos de Capital Federal, el faltante de mercadería se  replicó en el interior del país. Voces ligadas a la Cámara Empresarios Repuesto Automotor y Afines de Córdoba (CERAC) aseguraron a iProfesional que el oficialismo apenas habilitó un «cupo» de 250.000 dólares por importador para el ingreso de accesorios y otros artículos.

Por ese motivo, en el centro del país ya es casi imposible ubicar repuestos para cajas de cambio, suspensiones, reguladores de voltaje y tren delantero. Tampoco hay disponibilidad de baterías, filtros de aire y bujías.

Después está el tema de los precios: la escasa mercadería disponible acumula «retoques» superiores al 70 por ciento desde enero a esta parte. «Quien tiene el repuesto, especula. No sabe cuándo volverá a entrar entonces, dos caminos: lo guarda, a la espera de que el precio pegue otro salto. O, caso contrario, lo vende pero con un incremento muy fuerte. Así de complicado está el mercado», comentó a este medio un comercializador de avenida Warnes.

A tono con este momento, desde CERAC emitieron recientemente un comunicado reafirmando las dificultades para abastecer el mercado doméstico. «Las últimas medidas, que restringen aún más el acceso a las divisas necesarias para pagar importaciones, afectan no sólo la provisión de repuestos importados, sino también el acceso a los insumos necesarios para aquellos que son de origen nacional», indicó la entidad.

«Como todo el mundo sabe, los automóviles fabricados en la Argentina llevan hasta un 70 por ciento de sus partes, piezas de motor y conjuntos de transmisión, importados. A ello se agrega que la industria nacional de partes y piezas se nutre de materias primas también traídas del exterior», añadió.

Y agregó: «Las autoridades deben tomar nota también de la afectación de las restricciones en sectores críticos, como el caso del transporte automotor de pasajeros, de cargas, vehículos de servicios, ambulancia, etcétera».

Varios vendedores de repuestos distribuidos en el Oeste bonaerense aseguraron que en el último trimestre se multiplicaron los autos «tirados» en los talleres a la espera de repuestos que no llegan. «No faltan quienes terminan buscando piezas en desarmaderos ilegales u otros emprendimientos de dudosa actividad», comentó un comercializador de autopartes de Warnes.

«Hay piezas que tardan por lo menos dos meses en entrar. Por ejemplo, para el tren delantero. Ni hablar si hay que rectificar o arreglar una caja. Bueno, son partes clave para el funcionamiento de cualquier auto. A muchos dueños no les queda otra que esperar a que ingrese el producto. El coche, mientras tanto, queda en el taller», reconoció un mecánico porteño.

LOS CAMIONES, COMPLICADOS

El transporte de carga se ve afectado por el mismo problema. Y ese drama hay que añadirle otro que también complica a los automovilistas: el faltante de neumáticos. En el caso de los camiones, en provincias como San Juan o Tucumán afirman que cerca del 10 por ciento de las unidades dejó de circular por carecer de gomas nuevas.

De hecho, hay una gran faltante de productos de marcas como Dunlop. «Todas las marcas importadas están con problemas de abastecimiento», comentó un comercializador porteño.

«Goodyear es una marca cuyos productos ingresan completamente por importación. No hay una producción local. Con Michelin ocurre algo muy parecido. Las líneas de mayor demanda, esto es 13 y 14, demoran meses en ingresar. A veces hasta 4. Las rodado 15 también están en situación de desabastecimiento», aseguró un distribuidor con operaciones en la Zona Oeste. Esto no hace más que fomentar el «mercado negro» de autopartes, recurriendo a los desarmaderos.

(Fuente: Iprofesional)

Vea también

«EL NAPO DE LOBOS» BRINDÓ UNA IMPECABLE VELADA LÍRICA EN LA BIBLIOTECA CAPPONI, CON MÚSICOS INVITADOS

En la noche del 25, adhiriendo a los festejos por la Revolución de Mayo, la …