domingo , mayo 26 2024
Home / Actualidad / EL ESCANDALO DEL AZUCAR ADULTERADA: EL JUEZ DE FALTAS ESPERA LOS RESULTADOS DEL ANÁLISIS DE LA ANMAT

EL ESCANDALO DEL AZUCAR ADULTERADA: EL JUEZ DE FALTAS ESPERA LOS RESULTADOS DEL ANÁLISIS DE LA ANMAT

En diálogo con LOBOS 24, el Juez de Faltas, Dr. Silvio Canosa, comenzó diciendo a este medio: “Estamos a la espera de los resultados de los análisis de laboratorio de la ANMAT, el lunes remitimos las muestras, las llevé personalmente al INAL (Instituto Nacional de Alimentos), y nos otorgaron prioridad por la situación particular del caso, por tratarse de un alimento adulterado repartido en los bolsones del SAE, dirigido a chicos en edad escolar. En muy probable que en estos días tengamos el resultado. Se difundió en los medios un informe de Bromatología del Municipio, que menciona lo que se ve a través de un análisis microscópico, mediante el cual se puede apreciar que en los paquetes hay azúcar y otro producto de origen desconocido. Pero no se puede hacer un análisis químico, por eso llevamos las muestras a un laboratorio provincial. Es decir que hay dos muestras distintas que fueron enviadas a distintos organismos”.

Precisó el letrado, que: “Estos análisis normalmente demoran más tiempo, ya que se analizan todos los alimentos y bebidas de consumo humano registrados para la venta (…) El fraccionador, el Sr. Moscoloni, se presentó ante este Juzgado a declarar junto con su abogado, y en su declaración ratificó lo que había dicho públicamente, sosteniendo que alteró el producto con azúcar impalpable. Por lo que dije antes, todavía no sabemos si es esa sustancia o se trata de otra. Hay que recalcar que no es apto para consumo humano. Que sea inocuo es otra cosa distinta. Porque cualquier producto alimenticio que sea apto para su consumo no puede ser modificado como ha sido en este caso. Que a la persona que lo consuma no le dañe la salud, es otra cosa. Básicamente, que un producto adulterado no resulte nocivo no significa que sea apto para consumo humano. El azúcar no puede tener otro agregado, de lo contrario tendría que estar especificado en el envase. Salgo a aclarar esto porque el fraccionador hizo declaraciones llamando a consumir el producto sin problemas porque no iba a provocar daño a la salud, algo que técnicamente está mal. Si los consejeros estaban en conocimiento de esta situación, de este producto adulterado, les puede caber alguna sanción, pero no en el ámbito del Juzgado de Faltas, sino en el fuero penal o en la faz administrativa”.

Dijo Canosa, además, que: “Hay situaciones llamativas, porque la custodia y el control de los alimentos que se distribuyen lo deben tener los consejeros, sin lugar a dudas, porque ellos llevan adelante el SAE. En cuanto al rotulado del envase, constituye otro aspecto diferente al de la adulteración del contenido. En el expediente hay tres personas imputadas, dos por haber hecho la distribución, y el fraccionador por la adulteración que se hizo. El rotulado de los paquetes lo hizo el fraccionador, pero le cabe la infracción a los distribuidores ya que la etiqueta del envase no es reglamentaria. No es sólo eso, sino que se trata de un paquete de harina que está describiendo a ese producto con información nutricional del mismo, cuando en realidad contiene azúcar u otra cosa. La clausura que se hizo a la planta de fraccionamiento es por tiempo indeterminado, porque carece de habilitación y hasta que  Moscoloni no la obtenga, seguirá así. Nada tiene que ver esto con el comercio del rubro panadería que también posee y que sí cuenta con la habilitación correspondiente. Quizás llama la atención que ninguna autoridad municipal se haya percatado de la falta de habilitación de esta planta, cuando el propio fraccionador salió en un canal local hace unos meses promocionando este nuevo emprendimiento. En la declaración que hizo, presentó las facturas de compra del azúcar que él luego envasó que es un mayorista del Gran Buenos Aires. La harina es de molino Tassara, uno de los más grandes de la Provincia, que provee mucha materia prima para panaderías. El azúcar lo compró a granel, es la primera partida que hacía para envasar en paquetes de un kilo. No puedo determinar aún si los paquetes que integraban el SAE contienen gluten, porque como mencioné antes estamos a la espera de los resultados que nos lleguen del laboratorio”.

“La adulteración está acreditada por los propios dichos del fraccionador, y sólo resta establecer que ingrediente extraño se agregó. Pero en los hechos, no cambia que lo haya hecho con una u otra sustancia, teniendo en cuenta que no hubo toxicidad. La primera entrega fue hace dos semanas y podemos afirmar que no hubo personas que sufrieran una intoxicación. De haber sido así, le habría cabido el Código Penal. Se está investigando un posible dolo eventual ante un producto que podría haber causado un daño a terceros, por el caso de si contenía gluten el azúcar o no, y las consecuencias de que una persona celíaca hubiera consumido ese producto. Pero es poco probable que eso ocurra, por el tiempo transcurrido. Se distribuyeron alrededor de 1.000 partidas, y luego de las denuncias recibidas esto se frenó y se realizaron allanamientos en cuatro escuelas”, concluyó el Juez.

Vea también

INFORME POLICIAL: ALLANAMIENTO EN EL CONURBANO- SECUESTRO DE ARMAS DE FUEGO Y BICICLETA- DOS MASCULINOS PROCESADOS

En el día de ayer, Personal de la Policía Comunal Lobos Seccional Primera, realizó un …