miércoles , junio 19 2024
Home / Actualidad / Qué dice la posible nueva ley de Educación Sexual que católicos y evangélicos rechazan

Qué dice la posible nueva ley de Educación Sexual que católicos y evangélicos rechazan

-El proyecto es del diputado de izquierda Guillermo Kane y ya fue aprobado en la cámara baja. Ahora Cambiemos la congeló en el Senado y estalló la polémica. Para las instituciones religiosas, “lastima sus idearios”-

 

Aunque todavía es incipiente, el debate sobre eventuales cambios en el dictado de la Educación Sexual Integral en los colegios de la Provincia empezó a tomar temperatura. No es para menos. Para católicos y evangélicos, la ley que ya fue aprobada en la cámara baja es inadmisible porque difunde “la ideología de género” y pone el peligro “el ideario” de las instituciones educativas de ambos credos.

 

En las escuelas secundarias de la Provincia la mayoría de alumnos y alumnas no recibió Educación Sexual, y que quienes sí tuvieron solo lo hicieron dos horas al año.

Cuando cuestionan la “ideología de género”, básicamente, se refieren a la posibilidad de dejar atrás la idea binaria de hombre-mujer para la conformación de una familia o de un hogar. Uno y otros creen que así se pone en peligro la base de la sociedad y el crecimiento del país.

 

El proyecto que desde junio duerme en el Senado es del diputado del Frente de Izquierda Guillermo Kane. Ahora el FIT denuncia que Cambiemos congeló su iniciativa para devolver favores a los referentes religiosos. A favor del legislador está el dato que el oficialismo acompañó la idea.

 

En concreto, Kane plantea una serie de modificaciones a varios artículos de la vigente ley 14.744, la cual regula esas contenidos en la actualidad.  Lo primero que hace es pedir que en el Artículo 1 se agregue “científica, laica y con perspectiva de género” a la definición de “educación sexual integral (ESI)”.

 

Luego requiere que el Organismo de Aplicación de la normativa esté conformado por “representantes de la Dirección General de Cultura y Educación, centros de estudiantes de las escuelas secundarias e institutos terciarios, sindicatos docentes, representantes de organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres y de la diversidad sexual y de género”. En regulación actual esto no está detallado.

En la intención del reescribir el Artículo 3, Kane incluye una prosa estrechamente asociada al modo de entender las relaciones sociales desde su espacio político. Para curas y pastores, son pasajes “muy radicalizados”. El dirigente del FIT escribe:

 

-La forma en que se manifiesta la sexualidad entre las personas en nuestra sociedad no se puede abstraer del contenido que esta asume en el presente, caracterizada por la opresión, la explotación y la violencia.

 

-La erradicación de la opresión, la explotación y la violencia en las relaciones entre las personas, y como parte de ellas las relaciones sexuales, requiere de un proceso de transformación donde los propios oprimidos, explotados y violentados tomen conciencia de su situación y sean los protagonistas de esa transformación.

 

En términos más objetivos, una de las partes más distintivas de la propuesta de Kane aparece en el Artículo 6, en el cual establece que la ESI “será de carácter obligatorio, como materia con espacio curricular propio”.

 

La materia –se detalla en ese punto- “se dictará bajo la forma de taller de dos (2) horas cátedra semanales en las que se promoverá la participación de centros de estudiantes, sindicatos docentes, organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres y de la diversidad sexual y de género, y distintos especialistas para abrir un debate colectivo que apunte a examinar críticamente la sexualidad y las relaciones entre las personas en el presente de nuestra sociedad”.

 

Más allá de que esto tópicos son retomados en las aulas, lo que sucede por estos días, es que el dictado de dichos contenidos se diluye en varias asignaturas y su profundidad queda bajo la decisión de los directivos. En sus argumentos, Kane es más crítico.

 

“En la inmensa mayoría de los colegios de la provincia no se imparte educación sexual. Según un estudio realizado en 2016 -a 10 años de la sanción de la Ley Nacional 26.150- en las escuelas secundarias de la Provincia la mayoría de alumnos y alumnas no recibió ESI, y que quienes sí tuvieron solo lo hicieron dos horas al año”, enumera.

 

Según fuentes eclesiásticas consultadas , sienten “un ataque” por parte de Kane al tiempo que se denuncia que “en las instituciones confesionales la situación es aún más grave, ya que el artículo 5 de la Ley 26.150 autoriza a las iglesias a dictar la educación sexual según sus preceptos oscurantistas, prejuiciosos y discriminadores, que le reserva a la mujer un status subalterno al hombre en la sociedad, y considera a las relaciones que no se encuadran en la heterosexualidad como desviaciones y hasta enfermedades”.

(Fuente: Infocielo)

Vea también

PREOCUPACIÓN EN COMERCIANTES DE CAÑUELAS Y LA ZONA POR LA INMINENTE RADICACIÓN DE UN CARREFOUR

El presidente de la Cámara Comercial e Industrial de Cañuelas, Gustavo Sacco, se manifestó en …

Deja una respuesta