jueves , mayo 30 2024
Home / Actualidad / EL LOBENSE PATRICIO BARRERE, DE ABOGADO A EMPRESARIO: CREÓ UNA SOCIEDAD PARA ABRIR EL LOCAL DE MEDIALUNAS PREMIUM “ATALAYA” EN CAÑUELAS

EL LOBENSE PATRICIO BARRERE, DE ABOGADO A EMPRESARIO: CREÓ UNA SOCIEDAD PARA ABRIR EL LOCAL DE MEDIALUNAS PREMIUM “ATALAYA” EN CAÑUELAS

El abogado lobense Patricio Barrere, que se desempeña actualmente en la delegación local del Ministerio de Trabajo y además es ex concejal del PJ, es uno de los responsables de un ambicioso proyecto que desembarcó en Cañuelas, tal como el mismo explicó a LOBOS 24: Junto con otros dos socios, obtuvo en la vecina ciudad la franquicia de “Atalaya”, una pastelería y panadería famosa por sus medialunas, empresa que arrancó con un parador en la Ruta 2 y se encuentra en plena etapa de expansión.

“Todo surgió a través de un grupo de amigos, uno de ellos es el que está construyendo todo un complejo allá, ya que se instalará la sede de la Universidad de Morón y en la planta baja ya se hicieron cinco locales comerciales. Este amigo y colega es quien está a cargo de todo el proyecto, y me propusieron sumarme a la franquicia de Atalaya, que es el único local inaugurado hasta ahora. Previamente me reuní con dos socios (Jorge Jaime y Adrián Dattilo) para poder conseguir la franquicia. Somos tres en total los que estamos a cargo, hace un año y medio que veníamos con esta posibilidad, y finalmente la pudimos concretar. El salón quedó hermoso, estamos más que satisfechos, abrimos el 15 de febrero, pero desde el comienzo del mes contratamos a todo el personal para una capacitación, al principio esta gente que te mencioné iban a ser los únicos socios pero luego me sumé como una tercera pata, gracias a la amistad que tengo con el propietario de todo el complejo. Casi todos viven en Las Perdices, un country en la Ruta 3 km. 49, entre La Matanza y Cañuelas, así los fui conociendo y me interesó el proyecto. Inclusive, yo daba clases en el anexo de la Facultad de Abogacía de Morón (también en Cañuelas), uno de mis socios se recibió de abogado y por lo tanto fue alumno mío. Tuvimos una buena relación desde el vamos, y así fueron surgiendo otras propuestas”.

“En el anexo, se dictaba sólo la carrera de Derecho, en un colegio de allá, y el proyecto original es el de traer una sede con todas las carreras de la Universidad, que estimamos que estará terminado para fin de año”, explicó.

“Pero como te comentaba, nosotros ya abrimos el local, y funciona muy bien, con un producto Premium de muy buena calidad: A la hora que vayas las medialunas están siempre calentitas, la ambientación y la decoración quedó muy bien, podés tomar un café o retirar tu pedido en el momento, y cuando se termine el edificio de la Universidad, seguramente le agregaremos algún menú para estudiantes. La franquicia nos permite eso, lo que no podemos hacer es vender productos similares a los que ellos fabrican. Creo que el próximo local que se va a abrir será otra franquicia de una cervecería de Mar del Plata”.

Remarcó que: “No recibimos ningún incentivo económico del gobierno municipal de allá, pero sí la Intendenta Marisa Fassi fue a ver la obra porque no deja de ser una ampliación de la oferta educativa que tiene el distrito, supongo que nos facilitarán el tema de los permisos y habilitaciones. Pero yo con la Facultad en sí, hoy por hoy, no tengo nada que ver, di clases hasta la prepandemia, y cuando comenzó la virtualidad y todo eso, dejé el cargo. Soy simplemente socio de Atalaya, estoy abocado a ello y me interesó enseguida. Las últimas vacaciones que tuve las destiné a viajar todos los días a Cañuelas, porque tenés que dedicarte a full. Pero te digo que es una franquicia que tiene todo organizado: Con gerentes, supervisores, empleados, y la expectativa es sumar una alternativa gastronómica a la ciudad. Por supuesto que mantenemos reuniones periódicas con los propietarios de la marca. Los días previos a la inauguración, como te podrás imaginar, teníamos que estar pendientes de todos los detalles. Es una empresa modelo, la gente la recibió muy bien, iniciamos la actividad casi con los feriados de carnaval y sabemos que el flujo de clientes siempre es mayor, pero vamos a ver cómo se estabiliza. Estamos vendiendo un producto que es de una marca y de una calidad que se vende solo, la docena de medialunas cuesta $ 1.600 y tenés una promo de dos docenas por $ 2.900, más todo el servicio de cafetería y pastelería. Veremos cómo nos va, las expectativas son muy buenas. La calidad es la misma si vas a comprar a las 9 de la mañana o a las 6 de la tarde. Los ingredientes y el proceso de horneado son siempre los mismos. Hay gente que llega, compra y se va porque prefiere desayunar en su casa, y están también los que consumen en el salón. Por eso te reitero, yo estimo que cuando la universidad esté terminada, vamos a recibir mucha gente más, no sólo los que viven en la zona, sino también los estudiantes. Seguramente habrá un menú al mediodía que sea económico”, cerró el Dr. Barrere. La sucursal cañuelense está ubicada en el corredor de Ruta 205 (sobre el Pasaje Esteban Reimer).

(Foto y video: Gentileza de Nacpop)

Vea también

EXCLUSIVO: EL RECLAMO POR LAS VIVIENDAS DEL B° AMARILLO YA TIENE NÚMERO DE EXPEDIENTE Y SIGUE SU CURSO EN LA PROVINCIA

La vecina Marta Galvez hizo llegar a la Redacción de LOBOS 24 la documentación que …