miércoles , mayo 29 2024
Home / Actualidad / ENTREVISTA A MARCELO “PUMA” DUARTE: LAS EMPRESAS DE SEGURIDAD PRIVADA, EN PIE DE GUERRA CONTRA LAS FIESTAS CLANDESTINAS

ENTREVISTA A MARCELO “PUMA” DUARTE: LAS EMPRESAS DE SEGURIDAD PRIVADA, EN PIE DE GUERRA CONTRA LAS FIESTAS CLANDESTINAS

En diálogo con LOBOS 24 y LTVN, el vecino Marcelo “Puma” Duarte, nos trazó un panorama de la realidad del sector al cual representa: “Con la pandemia, todos los que trabajamos en la seguridad privada de eventos nos vimos muy afectados. Mi empresa tiene alrededor de 70 personas a cargo, y realmente la pasé muy mal, entré en quiebra, casi vendo mi casa porque no tenía ningún recurso. A nosotros en bailantas y boliches no nos dejan laburar, o si lo permiten es con un cupo muy reducido. Me parece correcto, pero a veces te da una gran impotencia ver las fiestas clandestinas que se están haciendo, sobre todo en quintas. Nosotros pese a todo continuamos pagando los impuestos, estamos al día, en particular yo hablé con Luciano Ré (Director de Inspección General) y me permitió una concurrencia máxima de 60 personas, y yo tengo una bailanta con capacidad para 2.000. No es lo ideal, pero nos estamos rebuscando, quizás cobramos un poco más cara la entrada, pero la gente lo ha sabido comprender”.

Añadió Duarte, que: “Lo que yo te decía de las fiestas clandestinas es que, al ser ilegales, no tienen capacidad máxima, y cada vez hay más. De hecho me han llamado algunos para hacer seguridad, pero si yo estoy reclamando por algo en el marco de la Ley, no puedo avalar esas juntadas. Al no haber control, puede haber consumo de drogas o prostitución, por citar dos casos. A nosotros nos dijeron que si es un evento al aire libre, está permitido el ingreso hasta 200 personas, el problema es que no todos los que estamos en esto tenemos un predio para ese fin. Si tenemos en cuenta el DJ, los chicos que están en la barra, la seguridad, el sonidista, el grupo que va a venir esa noche a tocar, estamos hablando de casi 40 personas sin contar al público. Tuvimos que reducir el recurso humano porque no podemos pagar tanta plata”.

“Mi empresa hace 8 años que está dedicada a la seguridad privada, todo el personal está capacitado, y en este rubro éramos 1.750, de los cuales quedamos alrededor de 700 debido a la pandemia. Tenemos un costo fijo muy alto, y por ese motivo me tuve que asociar con otra empresa de Capital, así fue como empezamos a repuntar. Cuando vos te capacitás, aprendés, entre otras cosas, cómo reducir a alguien que está provocando desorden dentro de un lugar nocturno, pero sin pegar. Lo que hacemos está regulado por el derecho de admisión y permanencia, no somos más patovicas como nos decían antes. Hemos tenido casos de chicos que se han descompensado y siempre con otra persona como testigo, los hemos llevado a la casa de sus padres, algo que nadie hace. Lo que más se está activando ahora es la seguridad en countries. Registramos todo, cada vehículo que entra o que sale. Es un trabajo de vigilancia y monitoreo para el cual hay que estar atentos. Yo lo que veo es que cuando empezó todo esto la gente se cuidaba mucho, pero llegó un momento en el cual tenías que elegir entre quedarte en tu casa y pasar hambre, o arriesgarte a lo que venga y salir a trabajar, de hecho yo me las rebusqué como peón de albañil porque otra cosa para hacer no había”, manifestó el “Puma”, quien fue otra víctima de la crisis y del perjuicio económico de no poder ejercer su trabajo al 100 %.

 

Vea también

«EL NAPO DE LOBOS» BRINDÓ UNA IMPECABLE VELADA LÍRICA EN LA BIBLIOTECA CAPPONI, CON MÚSICOS INVITADOS

En la noche del 25, adhiriendo a los festejos por la Revolución de Mayo, la …