miércoles , mayo 29 2024
Home / Actualidad / LA HISTORIA DE EMANUEL MARTÍNEZ: PROFESOR DE EDUCACIÓN FÍSICA, GUARDAVIDAS, Y PROPIETARIO DE UN CONOCIDO GIMNASIO LOBENSE

LA HISTORIA DE EMANUEL MARTÍNEZ: PROFESOR DE EDUCACIÓN FÍSICA, GUARDAVIDAS, Y PROPIETARIO DE UN CONOCIDO GIMNASIO LOBENSE

Emanuel Martínez (42), Profesor de Educación Física e instructor de Ajedrez, es el invitado de esta semana del programa de TV “Café Doble”, que conduce el periodista Patricio Contrera para LOBOS 24 y la señal de cable Lobos Digital, y que saldrá al aire el próximo miércoles, al término del noticiero. En una conversación distendida, Emanuel visitó el estudio televisivo y nos relató parte de su historia, con muchas anécdotas que ilustran su personalidad y la forma en que fue creciendo dentro de su profesión, dado que también es propietario de un conocido gimnasio de nuestra ciudad. Emanuel, junto con Facundo, es hijo del colega «Mikito» Martínez, con quien el conductor del ciclo compartió varias charlas sobre el panorama político en Lobos.

En una síntesis de lo que podrá ver la audiencia, el entrevistado se refirió a una de sus pasiones, el ajedrez. En tal sentido, sostuvo que: “Comencé a jugar a los 13 años, en la Escuela Municipal que existía en aquel momento, donde Julio Sofía y Oscar Valsechi eran los profesores. La verdad es que siempre me gustó, lo veía a mi viejo jugando en el Club Newbery, y fue él quien me enseñó, por eso cuando fui a la escuela yo ya conocía las nociones y reglas básicas. Lamentablemente, en el Club hace tiempo que ya no se practica ajedrez, y sería bueno que existiera un espacio físico para eso. Tuve la suerte de jugar partidas simultáneas contra grandes maestros internacionales, estaba Cacho Jorge, Rubén Calderoni, Oscar Valsechi, y seguramente me olvido de varios. Otra partida de la que me gustó participar fue este año, cuando visitó nuestra ciudad Leandro Perdomo, que son profesionales dentro de un ranking, en este caso estamos hablando de un Maestro Internacional, aunque también hay Maestros FIDE”.

Coincidió Emanuel respecto a que el “juego-ciencia” no ha logrado imponerse dentro de las Olimpíadas del Salado, pero explicó que la última edición se ese evento deportivo fue en 2019, antes de la pandemia, y que en ese año se retomó la Escuela de Ajedrez que actualmente el propio Martínez dirige. “Antes de 2019, no había nada que se pudiera decir que fuera un semillero. Y es fundamental que haya uno porque de allí van a surgir los próximos jugadores en condiciones de competir. Cuando en Lobos los chicos no tenían dónde practicar, los únicos que competían eran ajedrecistas grandes, y ya no teníamos esa capacidad de adaptarnos al formato de las Olimpíadas. Se juega con cuatro jugadores y dos suplentes, que obviamente tenían que estar en actividad. Y si en la ciudad no había torneos, ya estábamos sin posibilidades de tener un ritmo de competencia constante entre nosotros, eso es lo que pienso hoy por hoy. En la actualidad no tenemos un mal nivel, pero llevará tiempo que esos chicos estén a la altura de un torneo regional, pese a que le ponen mucho entusiasmo”.

Una experiencia de vida que no olvidará el invitado, fue que entre 2008 y 2009 tuvo la oportunidad de trabajar como guardavidas en España, más concretamente en Madrid. Obviamente, en Madrid no hay playas, pero sí natatorios muy importantes por sus dimensiones, y Martínez se fue a vivir allí siendo muy joven, a los 28 años, ya que se había recibido de dicha profesión en Buenos Aires con el título otorgado por la Cruz Roja Internacional. “Tuve algunos hechos aislados en los que me sentí discriminado por ser sudamericano, pero en líneas generales el trato que recibí fue bueno. Hice muchos amigos, compartíamos el almuerzo o la cena, y el contacto para poder trabajar allá fue a través de la Escuela de Guardavidas. En mi caso, me contrató una empresa que se dedicaba a la limpieza y seguridad de piscinas”.

Lo concreto es que, durante ese tiempo, Emanuel pudo ahorrar y hacer una diferencia económica para su gran proyecto, que sería su propio gimnasio, “Oxígeno”, actualmente ubicado en Angueira y Güemes. El primer lugar donde funcionó se lo prestaron sus tíos, y con el dinero que ahorró le compró varias máquinas a otro gran amigo nuestro, José Luis Falcetelli, quien le dio la posibilidad de abonarlas en varias cuotas. “En 2008, el Euro cotizaba alrededor de 5 pesos, y yo traté de aprovechar esa situación para hacer una diferencia, como te decía antes. Era soltero y se me dio la oportunidad de hacerlo, hoy estoy casado, tengo una familia, y sinceramente si me lo propusieran a esta edad no lo haría. Siempre se extraña la tierra, el lugar, los amigos, y cuando estás lejos aprendés a valorar muchas cosas. Pero todo eso lo vas a saber enfrentar de mejor o peor manera según la etapa de tu vida”.

“Yo estudié el Profesorado de Educación Física pensando en una salida laboral, por eso actualmente sigo trabajando en las escuelas, y en mi gimnasio. Pero lo que surgió primero fue la enseñanza. Me recibí en 2005, en el 2007 hice mi primera suplencia, después me fui a España dos años, y cuando regresé tomé otra suplencia en la Escuela Especial 501. Fue casi en simultáneo a que abrí el gimnasio, en 2011”, rememoró.

Y sobre esto último, Emanuel destacó: “El gimnasio forma parte de mi vida porque le dedico tiempo a los clientes, ellos pagan por un servicio y se lo merecen. Nosotros tenemos tres profes dentro del gimnasio para ofrecer una atención más personalizada. Pero lo más importante es que la persona que comienza a entrenarse, sepa con qué objetivos lo hace. Si es para perder peso, toda la rutina de ejercicios debe ir acompañada de la dieta que establezca un nutricionista. Lo mejor que te puede pasar cuando emprendés un proyecto, es que las cosas se vayan dando solas, claro que hay situaciones que uno debe afrontar porque es necesario para vos, te van curtiendo y preparando para un futuro donde no siempre te va a ir bien. Y por supuesto, el apoyo que te brindan tus seres queridos es fundamental para tener una perspectiva real de cómo estás posicionado”. Cabe destacar que este programa, marca el final de la temporada 2022, y se reanudará en la segunda quincena del año próximo.

Vea también

«EL NAPO DE LOBOS» BRINDÓ UNA IMPECABLE VELADA LÍRICA EN LA BIBLIOTECA CAPPONI, CON MÚSICOS INVITADOS

En la noche del 25, adhiriendo a los festejos por la Revolución de Mayo, la …